22 ene. 2011

¡Ay qué angustia!

Todo gesto (palabra, actitud, pregunta, comportamiento) en esta vida no es más que otra forma del miedo a la muerte.

3 comentarios:

Desilusionista dijo...

Por eso y no por otra cosa, casi todo lo que hacemos parece estúpido, ilógico y sin sentido.

Hasta que aceptemos que, con certeza, moriremos.

Âme Noire dijo...

Que profundamente cierto.

huellaperro dijo...

No creo que sea posible aceptar eso, Desilusionista, no tenemos ninguna experiencia de la muerte que nos permita aceptar eso. En cambio creo que sí que está a nuestro alcance entender que todo lo que hacemos refleja ese miedo, y que eso lo hace ilógico, estúpido y sin sentido. Actuar con ese conocimiento, con esa conciencia, es lo más que podemos conseguir.
(nos veremos, Desi, me debes unas birras ^^)

Ahí estamos, Âme Noire, intentando ser conscientes de las cosas difíciles, para... yo no sé para qué. Para ser más consciente de todo supongo, para entender mejor.
Pero eso no le interesa a casi nadie, claro. No cuando el precio es ser consciente de ese miedo. Todos corremos agitados, en esta sociedad sobreestimulada, para no tener que pararnos ni un momento a pensar cosas tan raras.
Humm, no te pasaste por la perrera, ¿verdad? Yo ya he terminado allí.
A ver si te haces un hueco y me avisas (yo tengo ahora casi todo el día libre) y nos echamos ese café pendiente. -Calculo que seguiré en valencia el tiempo que le dure el celo a la Cindy, quizá unos días más-