8 sept. 2010

domesticar

El perro es un animal muy útil para el hombre porque tiene dientes y es capaz de morder. Si desde pequeño se lo somete según ciertas técnicas que sofocan su desarrollo el perro se vuelve temeroso, receloso y desconfiado, gracias a lo cual ladrará, gruñirá y amenazará con sus dientes a todo aquel que se acerque al reducido ámbito en que se le tiene prisionero. Los humanos usamos esta peculiaridad de los perros para impedir que otras personas tengan fácil acceso a cosas que consideramos de nuestra propiedad...

Si algún día el perro logra liberarse y se escapa sus posibilidades de supervivencia son; por las mismas técnicas restrictivas que lo hicieron útil; escasas, aunque esto no es un problema, porque el perro es un animal prescindible.


Igual que el ser humano.






1 comentario:

María dijo...

¿Sabes HUELLA?
si de verdad eso es domesticar, ojalá perros y humanos fuéramos eternamente salvajes, quizá así, fuera más fácil la supervivencia de ambos.

Besos.