24 sept. 2010

Un capricho de Verano

1 comentario:

El chucho dijo...

¡Qué melancolía!